El «no es no» es sí para viajar

Desconocemos si los españoles tendremos que desembolsar 130 millones de euros más para celebrar unas nuevas elecciones. Tampoco si se pondrá en marcha el pacto que ha hecho respirar en las reuniones editoriales de los medios de comunicación en el último mes, escasos de actualidad informativa y ávidos de contar algo distinto a los cortes de digestión en la playa y las temperaturas de muerte que asolan media España. Un apretón de manos, un documento que se parece mucho al firmado por el autor del “No es no” y una cita en las urnas que al parecer no sería el día de Navidad, aunque algunos usaran tan prolija fecha para desconectar de las tradiciones.

Decía Flaubert que “el futuro nos tortura y el pasado nos encadena. he ahí por qué se nos escapa el presente”. Quizás sea el motivo por el que España esté en pause desde hace más de 300 días. “El PSOE no se doblega ante chantajes», decía hoy Pedro Sánchez. ¿Se doblegan los españoles? Veamos cifras y juzguen ustedes:

  • Las Cortes Generales han gastado más de 600.000 euros en 39 viajes internacionales. Sí, los aludidos son sus diputados.
  • ¿Deberían haber aprovechado el tiempo para negociar un pacto de Gobierno? Era lo suyo. Pero al parecer el que no corre vuela. El mayor desembolso, 105.000 euros, se destinó a sufragar el viaje de la delegación española de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa a Estrasburgo. Cuatro senadores, ocho diputados y una letrada asistieron. ¿Era necesario que fueran en modo “piña?
  • El anterior montante tiene un ligero sentido cuando nuestros diputados trabajan en el marco de la Unión Europea. Las dudas recaen en otros, como el viaje a Lusaka (Zambia) para acudir durante cinco días a la Asamblea Parlamentaria de la Unión Parlamentaria. Dos senadores, cuatro diputados, los secretarios generales del Congreso y el Senado y una letrada. Total= 58.331,95 euros.
  • Viaje a Nueva York de una delegación oficial del Congreso en la 60ª Reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. Viajaron seis diputadas y una letrada. Total= 49.493, 14 euros.
  • Viaje a Tokio para acudir a la Reunión de la Red Parlamentaria de la OSCE. Total= 44.302,33 euros.

Más de 29.000 euros gastados en un viaje a Montevideo, 27.000 para viajar a Amán o 16.500 destinados al viaje a Valparaíso.

Un suma y sigue.

Y si volvemos a las urnas más de 500 millones de euros. El pacto firmado esta semana obvia esto. El «no es no» deberían responderlo los españoles timados.

295 días

Poco a poco y con la actitud del que se da cuenta de que ha errado, la directiva del partido (se supone) líder de la oposición comienza a entrar en un bucle sin salida…hasta que llega «la» declaración que demuestra que del «no» al quizás, aunque suponga romper, otra vez, con lo defendido en su propia casa.

Miquel Iceta, en El País: «La alternativa a Rajoy es otro candidato». En la misma entrevista asegura que «no ha cambiado nada para que nos replanteemos el no al PP»

La declaración rompe, de nuevo, con las decisiones tomadas en el Comité Federal del partido, en el que la formación decidió decir «no» a Mariano Rajoy y a cualquier otro candidato del Partido Popular. La reunión postvacacional de Pedro Sánchez con su partido (una «toma de contacto lo llaman») en teoría reafirmará su negativa al partido.

Los 295 días sin Gobierno comienzan a situar culpables. Podemos ha quedado fuera de la diana política salvo para no sumar. Ciudadanos, con sus condiciones, abre la puerta a dejar gobernar a Mariano Rajoy, que recordemos ha sido de nuevo el partido más votado. Y el PSOE, con el peor resultado de su historia es a día de hoy el señalado por todos, incluso por los miembros de su propio partido.

La abstención sigue siendo necesaria para que la investidura de Mariano Rajoy siga adelante. Las condiciones propuestas por Ciudadanos necesitan del PSOE en el Congreso de los diputados. Eliminar los aforamientos o eliminar los indultos no dependerían sólo del Partido Popular.

Comienzan los 45 días que podrían sacar a España del día de la marmota. Mientras tanto el hemiciclo sufre la parálisis más larga de la historia de la democracia española. Hace nueve meses que no se aprueba ni una sola ley. La última, la de los Presupuestos. La misma cuyo proyecto quiere tener Rajoy preparado el próximo mes de octubre. Más de 2.500 preguntas de los diputados permanecen sin respuesta. Hay expertos que hablan de «incumplimiento constitucional». Empantanado el Congreso, mientras Pedro Sánchez disfruta del sol. Como muchos españoles. La diferencia es que se las pagamos entre todos.