Cuento de hadas fracasado

“Nunca olvidó el momento en que, con el corazón desbocado, llamó al timbre. Su hermana abrió la puerta y casi se desmayó del susto. Se abrazaron y se besaron, lloraron y rieron como críos. Ella sabía que iba a matarla por encargo de la familia. Le dijo que lo hiciera tranquilamente, no gritaría porque lo amaba. Tampoco lo odiaría, porque sabía que era una obligación. Karim lo besó y lloró”.

El fragmento está sacado del libro Sofía o el origen de todas las historias. Lo escribe Rafik Schami con conciencia y con conocimiento de los hechos, porque nació en el barrio cristiano de Damasco y tuvo que emigrar hace 45 años porque si no su familia sería perseguida. Y ese mismo fragmento explica el destino de una mujer si se casa con un cristiano bajo el régimen de El Asad. Es la deshonra.

Schami está considerado personan non grata en su país. Vive obsesionado con las barreras que ciertos países imponen a las relaciones entre personas de distinta religión.  Y pide que Europa recupere sus valores. ¿Los perdió algún día? ¿Existe un “nosotros” ante del “yo” como país? ¿Podemos convivir? ¿Puede entrar en el club “cualquiera”?

Seguir leyendo en www.lasemana.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s